Medicina estética: Ácido Hialurónico

El ácido Hialurónico posee la capacidad de retener agua en una cantidad equivalente a miles de veces su peso molecular, permite así la hidratación de la piel y la reconstrucción de las fibras que dan sostén a los tejidos, además de estimular la producción de colágeno, que aumenta el resultado rejuvenecedor.

El ácido hialurónico se inyecta en la zona deprimida por la contracción muscular, muy próximo a la superficie de la piel, se infiltran pequeñas dosis de la solución y tras unos minutos de enrojecimiento inicial el resultado es la reducción evidente de la arruga.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies