Medicina estética: Botox

La toxina botulínica tipo A es un fármaco compuesto por una proteína altamente purificada que aplicada en pequeñas dosis actúa paralizando de forma temporal los músculos faciales y reduce las líneas de expresión.

Aplicaciones

Se inyecta en mínimas cantidades en los músculos del rostro con más actividad, para relajarlos y suavizar las arrugas, se utiliza preferentemente en frente, entrecejo y la región próxima al canto externo del ojo, vulgarmente llamado “patas de gallo”.

Duración del efecto

La frecuencia de los tratamientos varía en cada caso concreto, generalmente se aprecian los resultados a partir del tercer día y tiene una duración entre cuatro y seis meses aproximadamente.

El paciente, una vez realizada la aplicación del Bótox, puede incorporarse a su rutina habitual sin demora alguna.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies